La violencia de género es la agresión al sexo femenino que dé como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico, así como las amenazas y la privación de la libertad que se pueda producir en la vida pública o privada hacia la víctima.


Por ello, te presentamos unas medidas de prevención que las mujeres deben tomar en cuenta para evitar cualquier tipo de agresión, aprender a defender y denunciar.

• En el hogar evita discusiones y enfrentamientos con familiares u otras personas.
• En caso de ser agredida, pide auxilio a las personas que se encuentren cerca o solicita ayuda al número de emergencias 911.
• Evita caminar por lugares solitarios y oscuros por la noche o muy temprano.
• Sal siempre acompañada por una o más personas en zonas solitarias.
• No portes joyas u objetos que llamen la atención.
• Deja dicho a dónde y con quién sales para que tengan conocimiento de tu paradero.
• Cuando abordes un autobús o un taxi, hazlo en lugares iluminados.
• Si sufres algún ataque, grita y llama la atención de los transeúntes.
• Desconfía de cualquier persona, aunque vista de manera elegante y sea educado.
• No te detengas a dar información o a conversar con extraños.
• Si asistes a fiestas, reuniones sociales o a bares, evita quedarte a solas con desconocidos.
• Evita tener una relación con una persona que sea celosa, alcohólica, posesiva y agresiva.
• Camina sobre la banqueta en sentido contrario a la circulación vehicular.
• No permanezcas dentro de un vehículo cuando te encuentres en calles solitarias y estacionamientos.
• Cuando vayas por la calle no te distraigas, observa con atención a las personas que están a tu alrededor.
• Difunde medidas preventivas para disminuir el riesgo de ser violadas y/o asesinadas.
• Organiza a las mujeres de tu localidad y diseña planes de prevención y emergencia comunitaria.
• Moviliza a un sector de la población para solicitar que los parques o sitios públicos cuenten con vigilancia.
• Contacta a los dueños de terrenos baldíos y en construcción para que los cerquen, vigilen e identifiquen a los empleados que trabajan en ellos.
• Identificar si las zonas de riesgo se mantengan alumbradas y con la presencia de policías.
• Establezcan una red de apoyo y comunicación ante situaciones de riesgo.
• Acude a instituciones que capaciten en prevención de riesgos y violencia de género.
• Recuerda que la autoprotección es una de las primeras medidas que debes asumir para evitar ataques y agresiones, a fin de llevar una vida libre de violencia y de respeto.