Niños, adolescentes y jóvenes deben tomar conciencia sobre qué es la violencia de género. Es importante que estén informados para que, con el tiempo, construyan sus relaciones sentimentales y en el ámbito social en el respeto y la solidaridad.

Por ello, es importante que sepan:

  • Los padres de familia deben dar el ejemplo de una relación de igualdad en todos los aspectos.
  • Identificar los roles de mujeres y de hombres en la sociedad y enseñarles que éstos no están ligados al sexo. Por ejemplo, las labores en casa, el trabajo, el cuidado de los hijos y expresar sentimientos.
  • Saber que la violencia de género no solo se presenta en personas casadas, sino que jóvenes y adolescentes sufren también este tipo de agresión.
  • Cuando existe violencia de género no existe ninguna muestra de amor en las relaciones de pareja. Amar no es golpear, sino que es cuidar y compartir.
  • Las relaciones de pareja se basan en el respeto y el cuidado mutuo.
  • Las parejas pueden tener diferencias y dificultades, que sepan que esto es normal e incluso para solucionar algunas diferencia, sin embargo, en ningún caso es aceptable la agresión tanto física, como sexual y psicológica.
  • El agresor siempre humilla a la víctima una y otra vez y necesita hacerlo para mantener su relación de poder.
  • La víctima siempre se sentirá culpable y creerá todo lo que dice el agresor, pensará que ella provocó ese nerviosismo que él no puede contener.
  • El autocontrol y el correcto manejo de la agresividad refuerza la autoestima propia y del otro, nos afirma como personas y produce serenidad y bienestar.
  • Sobre todo que el amor es un hecho, no un supuesto.

DÍ NO