Luisa Nieto Corominas, psicóloga que trabaja para eliminar la violencia en todas sus expresiones, explica que “un hombre maltratador no nace, se hace”, pues a través de los golpes, insultos, desprecios, asesinatos quieren demostrar su superioridad, independientemente del nivel social, intelectual o económico en el que se encuentre. 

"El hombre machista es el resultado de todas las relaciones que se han mantenido históricamente basadas en unos roles y unos estereotipos de género que hacen que la conducta sexista se mantenga a lo largo de todo el ciclo. El perfil de un maltratador es el del hombre machista", asegura.

En ese sentido, Mercedes Fernández-Martorell coincide con la idea de Nieto Corominas en su libro Ideas que matan, pues analiza cómo se determina cómo la estructura social machista convierte en maltratadores a hombres que no saben resolver sus conflictos con su identidad masculina.  

De acuerdo con su estudio, la autoridad determina que "a veces un hombre maltrata a la mujer porque él vive conflictos personales y laborales en relación con los demás hombres (…) Maltratarla le supone a él ejercer una actividad machista que refuerza su hombría, la que sus aliados le están poniendo en evidencia al marginarlo".

¿Por qué hay hombres que no aman a las mujeres?

Conocer por qué un hombre ejerce violencia sobre una mujer es muy complejo, sobretodo porque ellos no reconocen que son maltratadores. Por ello, surgen las incógnitas de ¿por qué agreden? ¿Qué sienten cuando golpean o cuando insultan? 

Es posible identificar dos elementos en el ADN de un maltratador: la idea de que son superiores a la mujer y por eso pueden ejercer control y dominio sobre ella, así como la incapacidad para enfrentarse a sus frustraciones, a la sensación de que no cumplen con las expectativas que tienen sobre él.

Por ello, un hombre no puede decir que ama a una mujer cuando se ejerce este tipo de agresiones, cuando quiere ser superior sobre ella, cuando la insulta. Amar es respetar, amar es comprender a tu pareja, amar es tolerar, amar es compartir, amar es conocerte a ti mismo de lo que eres capaz de hacer por tu pareja. 

Hombres, tomen conciencia, todos unidos contra la violencia de género.

DÍ NO